COVID 19 Y PACIENTES VULNERABLES

Sep 24, 2020

La pandemia internacional por el coronavirus, como se sabe, afecta la morbimortalidad de pacientes con
riesgos preexistentes. Varias categorías de riesgos han sido identificadas y a los afectados se les asigna una
atención especial cuando se les detecta haber sido contagiados. Cabe preguntarse si la subpoblación que
padece algunas de las enfermedades raras debe ser incluido en la consideración de un tratamiento
cuidadoso.
Mas allá de aquellas enfermedades que incluyen componentes de afectación respiratoria, cardiovascular,
hemática o inmunológica, el solo hecho de padecer una condición que es poco conocida por los médicos,
implica un riesgo de primer orden sanitario. Sin embargo, aún no se ha tomado conciencia sobre este muy
sensible factor de riesgo, por parte de las autoridades sanitarias nacionales e internacionales.
Organizaciones de pacientes con enfermedades raras como NORD y EURORDIS han hecho oír su voz al
respecto y en sus páginas pueden hallarse recomendaciones. Sin embargo, sería mucho mas efectivo si las
guías específicas llegaran oficialmente a los profesionales de salud que se ocupan de la atención primaria.
En efecto, durante las medidas restrictivas que obliga la pandemia es fácil detectar que la atención de las
restantes enfermedades ha sido relegada en mayor o menor medida. Pero para las condiciones raras, que
tienen entre sus características el hecho de que los especialistas son muy pocos y aislados, esta situación de
descuido sanitaria debe estar siendo mucho mas pronunciada.
Entre las opciones terapéuticas racionales, mientras se desarrollan vacunas preventivas o antivirales
seguros y eficaces, están los medicamentos que procuran detener las reacciones inflamatorias secundarias
a la invasión viral. En este congreso la conferencia del Dr. Daniel Cardinali explica el mecanismo y la
seguridad de considerar a las altas dosis de la melatonina como un adyuvante para tener en cuenta en los
pacientes con factores de riesgo o compromisos orgánicos de importancia. Vale la pena, entonces, acceder
al video ya disponible en el programa del congreso CERyDH y sumar una posibilidad pragmática a la hora de
tener que cuidar a una persona con una enfermedad poco conocida y riesgos. Sin dudas hay otras opciones
posibles e intentaremos incluir información académica al respecto.

Esta nota puede ser comentada. Favor de enviar su contribución a cerydh@cerydh.com.ar incluyendo su nombre y pertenencia institucional. Los aportes deben ser sobre el tema y no superar los 300 caracteres, caso contrario será resumida por la editorial.

Teléfono

1 + 7 =